Menu

La vida en tiempos de guerra

Teatro

La vida en tiempos de guerra

Categorías

Reparto | Dirección

(deslizar)

Paloma Zavala

Nora
Paloma Zavala

Julio Hidalgo

Helmer
Julio Hidalgo

Georbis Martínez

Krogstad
Georbis Martínez

Mamen Camacho

Cristina
Mamen Camacho

Antonio de Cos

Rank
Antonio de Cos

Francesco Carril

Versión y Dirección
Francesco Carril

TEATRO SARABAND

versión libre a partir de «Casa de muñecas» de Henrik Ibsen

2013

septiembre

Teatro Lara

MADRID

«Si el actor representara sin saber que está representando una obra, sus lágrimas serían lágrimas y su vida sería una vida.«

A. Camus. Carnets,1

Francesco Carril: Algunas reflexiones sobre La vida en tiempos de guerra.

 

Cuando releí «Casa de muñecas», me sorprendió lo poco que han cambiado ciertas cosas desde hace 120 años a esta parte. Es increíble la sensación de evolución, del paso del tiempo que tenemos… todo va muy rápido, todo cambia. ¿Pero qué cambia exactamente? Porque a veces tengo la sensación de que cambian todo el tiempo aspectos externos al hombre. Nada dentro del hombre. El hombre sigue preocupado por la muerte y por aprender a vivir. Y sigue sin saber cómo tocar a la persona que tiene al lado. Dice Ernesto Sábato que la tecnología arrasará al hombre, que la conquista del mundo y de las cosas ha terminado por cosificar al hombre, que ese avance se ha revelado una trampa. 

Shopenhauer dice: Hay épocas en que el progreso es reaccionario y lo reaccionario es progresista.

«La vida en tiempos de guerra», mi versión libre de Casa de muñecas, habla de personas que están estancadas, aunque la vida siga y haya evolución. Personas que mienten, que se esconden, que no saben hablarse de forma sincera.

Sinopsis

Helmer ha trabajado mucho. Hasta tal punto que podría haber muerto. Para ahorrar dinero para llevar a Helmer a un lugar donde curarse, su mujer, Nora, pide en secreto un préstamo y falsifica en el documento la firma de su padre. Este secreto es su orgullo y su miedo. Aún así, ella continúa su vida en pareja. Acaban de comprar una nueva casa.

 

«Somos unos absolutos ignorantes emocionales.» Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Paloma Zavala
Share